05 junio 2007

Los años no pasan en balde

Hoy me he dado cuenta de que estoy dejando de ser un jovenzuelo sin moral para adentrarme en el mundo de los adultos: he sido incapaz de tirarme a la piscina y me he tenido que meter poco a poco como una señora, como un viejo, como... como mi madre.

3 comentarios:

Kike dijo...

El sábado salí de fiesta pero estaba mas preocupado de las horas que iba a dormir si llegaba tarde, que de pasarmelo bien y emborracharme... sera otro síntoma de estar alcanzando la madurez? espero que no...siempre lo podré comprobar el dia que nos invites a tu piscina e intente desafiar al paso del tiempo con una buena bomba..asi,sin preliminares...y sin duxarme! 1saludo

Yo dijo...

¡Buf! Juro que hubo un momento en el que hasta pensé en ducharme antes de meterme en la piscina.

Fran dijo...

Yo también estoy en esa época de empezar a ser un poco adulto. Y qué jodidamente fría está el agua de esta piscina. Jeje

Saludos